macri-temer-cartes


Por Hugo Ruiz Díaz

Los gobiernos de Temer, de Macri y de Cartes, carentes de legitimidad, en crisis de gobernabilidad, amenazan de sanciones a Venezuela, bajo un argumento traído de los pelos: por no incorporar la normativa interna del MERCOSUR en su ordenamiento interno. Una cruzada de aniquilamiento y destrucción  bajo la atenta dirección del régimen norteamericano.

La argumentación avanzada por estos gobiernos sería hasta risible si no se tratara de una política implementada cuyo objetivo esencial es la destrucción de la democracia,  el aniquilamiento de toda oposición, de todo pensamiento y práctica democrática.  Se busca reimplantar el sistema totalitario neoliberal, ya fracasado en todo el mundo y cuya agonía se agudiza con la victoria de Trump.

El argumento jurídico  y las amenazas del macrismo, del cartismo, del empresariado brasilero sonarían  hasta jocosos, si no fuera por el hecho de que proviene de sistemas  y gobiernos de cuya criminalidad y carácter fascista,   existen muy pocas dudas.

Ante la carencia de argumentos racionales jurídicos, se proponen desatar una persecución político-ideológica propia de los tenebrosos años en que gobiernos igualmente criminales, implementaron el PLAN CONDOR.

Los Temer, los Macri, los Cartes,  las corporaciones del negocio privado de la prensa, entre otros, son  hoy la punta de lanza de este proyecto de aniquilamiento a nivel regional. Estos gobiernos y sector privado,  reencarnan el nuevo PLAN CONDOR.   Son los nuevos Videla, García Meza, Pinochet, Stroessner, Massera, Figueireido, Castelo Branco y de otros criminales.

En esta situación, el cambio no es una necesidad: es un imperativo para terminar con estos gobiernos delincuenciales.  Los pueblos deben defender y re-apropiarse del  MERCOSUR para asegurar un funcionamiento democrático y pluralista; antes de que las puertas de infierno se cierren definitivamente sobre la población.

* Abg. Especialista en Derecho Internacional |Paraguay | hugordb@gmail.com

Publicado en Barómetro 05-12-16