fidel-urna1


Matanzas, Cuba, 30 nov (PL) Miles de matanceros están ubicados hoy en las principales arterias de esta occidental ciudad por donde pasará la Caravana de la Libertad con las cenizas del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, rumbo a Santiago de Cuba.

‘Estoy aquí por un hombre muy grande para Cuba y para el mundo. Sus ideas van a perdurar, por eso tendremos que tenerlo siempre presente’, señaló a Prensa Latina América Fernández, jubilado de la industria ligera.

‘Como él, va a ser difícil encontrar otro hombre’, subrayó.

Para Julia Rosa Hernández, del sector gastronómico, ‘Fidel está en cada uno de nosotros; el pueblo cubano es muy fidelista por eso no va a morir nunca y para mí siempre va a estar vivo’.

El estudiante universitario de Pedagogía Yosmany Pérez declaró estar muy agradecido por todo el aporte de Fidel a la historia nacional, ‘y qué mejor que nosotros, que vamos a ser profesores, para enseñarles a nuestros alumnos todo su legado’.

‘Somos el futuro y sólo nos resta cumplir el juramento (del concepto de Revolución) que firmamos’, enfatizó.

Banderas cubanas y rojinegras del Movimiento 26 de Julio (que encabezó la lucha contra la tiranía de Fulgencio Batista), y carteles con consignas alusivas al gran revolucionario, entre otras, matizan las calles de esta urbe.

La casa de la poetisa Carilda Oliver, Premio Nacional de Literatura, tiene abierta sus largos ventanales hacia la calle, y en uno de ellos está el pabellón patrio al lado de una mesita con una foto de ella junto a Fidel, en uno de sus varios encuentros.

‘Fidel está metido en nuestros átomos como la raíz en la tierra’, aseguró Oliver, figura cimera de las letras iberoamericanas.

‘Este es un dolor que no puedo todavía interpretar, crece desde una profundidad implacable, porque Fidel es como ese suelo donde germina la conciencia del cubano’, indicó.

Los matanceros se aprestan para el adiós a esta caravana que entrará a territorio de Matanzas por el poblado de Ceiba Mocha, y continuará por la carretera central hasta el pueblo de Coliseo.

Allí tomará una vía secundaria hasta Cárdenas, donde pasará el cortejo frente al inmueble donde vivió José Antonio Echeverría, actual Casa Museo, para retornar a Coliseo e incorporarse a la vía del centro, y proseguir su rumbo hacia el oriente.

Echeverría, (1932-1957), fue uno de los dirigentes más carismáticos del movimiento estudiantil cubano, caído en un enfrentamiento con la policía del tirano Fulgencio Batista en 1957.

Tras el triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959, Fidel y sus guerrilleros partieron desde la urbe santiaguera a lo largo de la nación caribeña, en lo que se conoció como la Caravana de la Libertad.

En aquella ocasión arribó aquí el 7 de enero, y luego de pronunciar en la noche un discurso ante el pueblo yumurino y descansar unas horas, se dirigió al otro día a la costera villa cardenense, para rendir homenaje a José Antonio.

jha/wap

caravana-recorrido